Jessica Simpson está por volver al Gym

Era bien sabido que hasta hace relativamente poco, Jessica Simpson estaba embarazada de su prometido Eric Johnson, el problema es que durante este embarazo se descuidó un poco y comenzó a ganarse unos kilitos de más, los cuales dan de que hablar ahora después de su embarazo.

Pero al parecer ese tiempo de peso ya está por llegar a su fin, ya que la compañía Weight Watchers le ha ofrecido un contrato por 4 millones de dólares a cambio de ser su imagen, pero obviamente nunca la aceptarán con los 90 kilos que pesa actualmente.

La meta será llegar cuanto antes a 50 kilos, y vaya que tiene razones para hacerlo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *